“The New Order” de TESTAMENT por MATIAS LEONICIO (NUCLEAR)

Matias Leonicio es el cantante de la banda chilena de Thrash Metal NUCLEAR, dignos sucesores del legado de bandas compatriotas como CRIMINAL, PENTAGRAM y NECROSIS y posiblemente junto a POEMA ARCANUS, MAR DE GRISES, YAJAIRA y ELECTROZOMBIS una de las bandas más interesantes y trabajadoras de la escena musical actual en Chile.

NUCLEAR cuentan ya con tres discos en su carrera y acaban de editar su nuevo EP “Apátrida” a través del sello SICK BANGERS.

Matías sacó un rato de la agetreada agenda de la banda y en un descanso de la gira de presentación de su nueva referencia aprovechó para escribir unas líneas y contarnos lo mucho que significó para él como adolescente descubrir uno de los discos referenciales de una de las bandas más representativas del Thrash Metal americano.

TESTAMENT “THE NEW ORDER” 1988

En Chile durante la década de los 80’s era bastante complejo conseguir música, principalmente porque vivíamos bajo el alero de una dictadura militar con muchas restricciones y muy poco acceso a la cultura en general.

Si bien ya existía un incipiente movimiento underground vinculado al Thrash Metal en Chile con bandas como PENTAGRAM, NECROSIS o WARPATH, era complejo encontrar con facilidad material de bandas que, en ese momento, llevaban en alto la bandera del Metal más extremo en el mundo. En las tiendas de música sólo encontrabas cosas como AC/DC, IRON MAIDEN, JUDAS PRIEST y con suerte algo más pesado como ANTHRAX. Existían en Santiago un par de tiendas especializadas, pero estaban fuera de mi alcance monetario.

Para un estudiante de apenas 13 años de final de la primaria como yo no existían mayores referencias a la música pesada que discos como “Piece Of Mind” de IRON MAIDEN, “British Steel” de JUDAS PRIEST o “Metal Heart” de ACCEPT.

Esta situación cambió radicalmente cuando llegó a mis manos una copia en cassette regrabado de una banda americana llamada TESTAMENT. Si bien los discos fundamentales del Thrash Metal de bandas como SLAYER, METALLICA, VENOM, ANTHRAX, etc ya llevaban años circulando, debo reconocer que “The New order” fue el primer disco que escuché donde encontré un Metal realmente pesado, agresivo y acelerado.

Después vendría mi acercamiento a SLAYER y otras bandas pero TESTAMENT y “The New Order” fueron los primeros en volarme la tapa de los sesos.

Vamos a darle una mirada al expediente de autopsia de esta obra maestra.

TRACK BY TRACK:

EERIE INHABITANTS: Una misteriosa intro instrumental que te deja expectante sin saber lo que se viene más adelante. Cuando la escuché por primera vez me pareció incluso tenebrosa. No me hacía presagiar lo que venía en un par de segundos más. La guitarra de Skolnick y la siempre notable composición de Eric Peterson asomaba como un sello grabado a fuego de estos grandes del Thrash Metal. Tiempo después supe que Chuck Billy también participó en su composición.

THE NEW ORDER: Un inicio demoledor que aplastó mis altavoces desde el primer segundo. La voz de Chuck Billy arremetiendo con todo y un interludio donde las guitarras adquieren un protagonismo espectacular, seguido de un solo impecable del señor Skolnick, para volver al peso al riff machacante bajo la voz de Chuck Billy. A estas alturas ya estaba impresionado con todo lo que escuchaba en mi pequeño stereo en casa.

TRIAL BY FIRE: Metal pesado cayendo como un mazazo. Uno de los grandes clásicos de la banda, el sonido de las guitarras y la base rítmica de Clemente y Christian encajan a la perfección con la poderosa voz de Chuck Billy. A modo de anécdota recuerdo que siempre traté de tocarla con una batería “aérea” encerrado en mi habitación.

INTO THE PIT: Locura total, aún cuando la escucho en vivo es imposible estarse quieto. 100% energía desatada e intensidad. ¿Podremos decir que es un verdadero “himno” del Thrash Metal? Es probable. De principio a fin “Into The Pit” está hecha para un Moshpit brutal.

HYPNOSIS: Otro respiro dentro del disco, más guitarras misteriosas y ambientales. Una suerte de “intro” para el tema siguiente. Al principio no la comprendí a cabalidad, pero atendiendo a lo que se venía después, hoy me hace pleno sentido.

DISCIPLES OF THE WATCH: Más velocidad y mid-tempos en los coros. Para un adolescente como yo en esos años, ésto era definitivamente música agresiva y violenta. El solo de esta canción hasta el día de hoy me transporta a ese tiempo. Otro de mis favoritos de TESTAMENT de toda su discografía. El sonido de la batería acoplando con las guitarras es increíble y la aceleración a la salida del solo con la voz gutural de Chuck Billy es algo sencillamente aplastante.

THE PREACHER: Al igual que “Into The Pit”, esta canción es sinónimo absoluto de Moshpit, o Circlepit o como quieran llamarlo. Creo que escuchando esto en mi habitación debeo haber hecho mis primeros headbangings. El grito de “Preach!” y el solo de guitarra es sensacional, otra de las que te hacen moverte por todos lados cuando la ves en vivo.

NOBODY’S FAULT: No supe hasta varios años después que era un cover a AEROSMITH. No soy muy fan de esta canción, pero debo reconocer que está muy bien tocada. Mención aparte merece su videoclip, la historia es muy graciosa. Una banda de metal perdida en una ciudad buscando la sala donde deben tocar.

A DAY OF RECKNONING: Es quizás el tema del disco más Bay Area, va con un riff muy clásico y unas melodÌas vocales muy interesantes en los coros. Quizás en aquella época no le presté mayor atención ya que sólo quería escuchar velocidad y más velocidad, pero con el tiempo aprendí a apreciarlo y -los fans de la banda sabrán entenderlo- es una composición bastante cercana a lo que TESTAMENT hizo años después en discos como “The Ritual”.

MUSICAL DEATH (A DIRGE): Así como “The New Order” arranca con guitarras, debe terminar con guitarras. Una composición bastante intensa pero en el sentido del trabajo de las seis cuerdas. Creo que esta canción es el epílogo a un album de aura tan misteriosa como poderosa. Creo que es un gran cierre de disco, después de haberte martillado la cabeza con una potente descarga de furioso Thrash Metal, “Musical Death” es el cierre perfecto. El sonido de la guitarra acústica es magnífico. ¿Puede ser un antecedente para “The Ballad” del “Practice What You preach”? Quizás, quien sabe…

——————————————————————————————————————-

——————————————————————————————————————-

Para conocer más a fondo la música de Matias y su banda NUCLEAR no dudéis en escuchar algunos de sus temas en el siguiente enlace:

Etiquetado , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: